>

viernes, mayo 26, 2006

Los pesados de la venta por teléfono

Estás en lo mejor de la siesta. Suena el teléfono. No te enfadas. Dices, será algo importante, para llamar a esta hora. Eres tan ingenuo que incluso te preocupas: seguro que ha pasado algo.

Contestas.

Te dicen:
¿El señor xxxxxx por favor?
ó
Buenos días, le ha tocado un premio, señor xxxxx.
ó
Buenos días, ¿podría hablar con el titular de la línea?

Lo intuyes a la primera frase: es un pesado del telemárketing. Yo, por principios, le cuelgo en seguida. Aunque me interese lo que venda. Me niego a que este método de venta funcione.

El futuro de esto puede ser similar al del spam en el correo electrónico. El colmo es que a veces hacen las llamadas con un ordenador. Un día me llamaron a las tres de la mañana a casa y era una máquina. Seguramente se le habría desconfigurado el reloj y llamó a la hora que tenía programada.

Por eso, y como venganza, me encantó el texto siguiente que leí el otro día y ahora reproduzco aquí. Es genial:

Suena el teléfono...
- ¿Dígame?
- Buenos días, ¿podría hablar con el titular de la línea?
- Soy yo mismo
- ¿Me dice su nombre por favor?
- Juan Luis
- Señor Juan Luis, le llamo de Telefónica para ofrecerle la
promoción de instalar una línea adicional en su casa en donde usted tendrá derecho a...
- Disculpe la interrupción, pero, exactamente ¿quién es
usted?
- Mi nombre es Judith Maciel, de Telefónica y estamos llamando...
-Judith, discúlpeme, pero para nuestra seguridad me gustaría comprobar algunos datos antes de continuar la conversación, ¿le importa?
- ...No hay problema señor
- ¿Desde que teléfono me llama? En la pantallita del
mío sólo pone NUMERO PRIVADO"
- 1004
- ¿Para qué departamento de Telefónica trabaja?
- Telemarketing Activo
- ¿Usted tiene número de trabajadora de
Telefónica?
- Señor, me disculpe, pero creo que toda esa información no es
necesaria...
- Entonces tendré que colgar porque no tengo la seguridad de
hablar con una trabajadora de Telefónica
- Pero yo le puedo garantizar..
- Además, yo siempre estoy obligado a dar mis datos a
toda una legión de empleados siempre que llamo a Telefónica para algo.
- Está bien... mi número es 34591212
- Un momento mientras lo verifico, no se retire Judith.
(Dos minutos)
- Un momento por favor, no se retire Judith
(Cinco minutos)
- ¿Señor?
- Solo un poco más, por favor, nuestros sistemas están lentos
hoy.
- Pero... señor...
- Sí, Judith, gracias por la espera. ¿Cuál era el asunto de su llamada?
- Le llamo de Telefónica, estamos llamando para ofrecerle nuestra promoción "Línea Adicional", en la que usted tiene derecho a una línea adicional. ¿Usted estaría interesado, D. Juan Luis?
- Judith, voy a tener que pasarle con mi mujer, porque es ella quien decide sobre la alteración o adquisición de planes de Telefónica. Por favor, no se retire.
(coloco el auricular del teléfono delante de un altavoz de la cadena de música y pongo el CD de Caribe Mix 2004 con el Repeat activado. Sabía que algún día, esa droga de música
sería útil. Después de sonar el CD entero, mi mujer atiende el
teléfono):
- Disculpe por la espera, gracias... Me puede decir su teléfono
pues en la pantallita del mío sólo aparece "NUMERO PRIVADO".
- 1004
- ¿Con quién estoy hablando?
- Judith
- ¿Judith que más?
- Judith
Maciel (ya demostrando cierta irritación en la voz)
- ¿Cuál es su número de trabajadora de Telefónica?
- 34591212 (más irritada todavía)
- Gracias por la información ¿en qué puedo ayudarla?
- Le llamo de Telefónica, estamos llamando para ofrecerle nuestra promoción "Línea Adicional", en la que usted
tiene derecho a una línea adicional. ¿La señora estaría interesada?
- Voy a abrir una incidencia y dentro de algunos días nos pondremos en contacto con usted para informarle de nuestra
decisión, ¿puede anotar el número de incidencia, por favor?...¿hola?, ¿hola?
- TUTUTUTUTU...

13 ideas:

TERREMOTO dijo...

jejejeje, muy bueno, me lo copio para la pròxima vez que me llamen.
Besitos.

Anónimo dijo...

Hola, mi nombre es Marta y soy una de esas pesadas de la venta por teléfono. Me gustaría tener un trabajo mejor y más gratificante, y desde luego con mejor sueldo y mejores condiciones laborales (cosa que no sería difícil mejorar), sinembargo ya sabe usted que los licenciados de este pais estamos condenados al trabajo basura y yo he tenido que optar por este.

El texto está gracioso sí, pero como persona que se ve obligada a trabajar en este sector, lo cierto es que me parece una falta de respeto tremenda hacia los curritos del mismo.

Puede que a usted le parezca una falta de respeto que le llamen, pero me temo que si le llaman es porque o bien ha contratado usted a la empresa o bien ha "vendido" usted sus datos a cambio, por ejemplo, de un servicio de correo electrónico gratuito....

Si no quiere ecibir llamadas, no es necesario que putee usted a la empleada, basta con que se inscriba en una lista segura, por ejemplo en la Lista Robinson, para que sus datos sean eliminados de las bases con las que trabaja el telemarketing.

mangel dijo...

Marta, en principio me queja iba contra las empresas que se lucran de molestar a través del teléfono, no de los empleados que trabajan en ellas.

De todas, formas, si no te encuentras a gusto con tu trabajo, no te rindas y sigue buscando. Seguro que tú vales más que eso y puedes encontrar algo mejor. La constancia es la clave en todas las cosas importantes de la vida.

Respecto al tema: yo no he vendido mis datos a cambio de un servicio. En concreto, no he firmado nada que diga que a cambio de un servicio pueden usar mis datos para llamarme a casa cuando quieran de una segunda empresa. No sucede de esta forma. Y otra cosa sería un engaño.

Y lo de las listas me indigna, lo siento. ¿Sabes qué?, creemos una lista para las personas que no quieran que las atraquen. Si te atracan y no estás en la lista, se siente, haberte apuntado. El hecho de crear una lista, que de paso nadie conoce, no te da permiso para vulnerar los derechos de los demás.

Y, por fín, Marta, gracias por dejar aquí tu opinión, que siempre será bienvenida.

Espero leerte por aquí.

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Gabriel y tambien soy vendedor por telefono, bueno exactamente vendo cursos de ingles a hispanos en E.E.U.U , bueno Mangel la mejor forma de desechar una llamada que no quieres es simplemente decirselo directamente y educadamente al vendedor, te aseguro que te entenderan.

mangel dijo...

Gabriel, en primer lugar, graciaas por pasar por aquí y dejar tu comentario.
El problema es que no busco la comprensión del que me llama por teléfono a mi casa para molestarme, sino que me dejen en paz.
También es cierto, pensándolo, que toda medio publicitario es molesto en general. Es molesto que te llenen el buzón de propaganda, que una valla publicitaria tape aquel precioso edificio de tu ciudad o que te inunden de publicidad mientras miras la TV, pero en alguno de los casos recibes algo a cambio (los programas de la TV gratis, dinero para el ayuntamiento de tu ciudad, etc). En este caso, es menor lo recibido que la molestia.

Un saludo

Anónimo dijo...

hola,mi nombre es aghata y dejeme decirle que algunas veces no está demás ponerse en el lugar de otros,eso logrará una mayor comprensión y evitará el maltrato y la humillación para con los demás. así que mi recomendación es que practique ese método......byeeeeee y buena suerte

mangel dijo...

Agatha, estoy de acuerdo, me gustaría ponerme en tu lugar y que tú te pongas en el mío. Así que he pensado que me envíes tu teléfono por e-mail.

Así podré llamarte todos los días por la noche ofreciéndote diversos productos y sabré que se siente de televendedor y tú que se siente siendo molestada por un vendedor telefónico.

MJP dijo...

Hola, m llamo elizabeth, al igual que Marta Gabriel y Agatha, me parece una gran falta de respeto lo que haces, una persona no llama porque se le da la gana sino porque en eso consiste su trabajo, y esta cumpliendo su deber.. en todo caso no t la agarres con la pobre empleada sino con la empresa que hace eso y nada te cuesta informarte un poco mas del asunto y buscar la manera de eliminarte de la base de datos como dice Martha, antes que tratar tan mal a una persona.

mangel dijo...

Lo siento, pero yo me enfado con todo aquel que gana dinero por molestarme. Y vale, la empresa gana más por hacerlo, pero tú como empleada te llevas también una parte.

Y me parece una falta de respeto mayor molestar a alguien en su hogar, sin que te lo haya pedido, que reflejar en mi blog mi enfado por estas prácticas. No, si aún no vamos a tener ni el derecho al pataleo, no vaya a ser que ofendamos a alguien.

Lo repito con todas las letras. Sois unos pesados, por más que seáis unas víctimas de la crisis.

Y estoy harto del spam telefónico.

Un saludo y gracias por dar tu opinión.

Anónimo dijo...

Me parece gracioso el Sr en cuenstion si no fuera que yo tambien trabajo por un call-center y si quiero comer tengo que realizar ventas y en consecuencia llamadas aunque desconozco si el Sr esta haciendo siesta o esta haciendo el amor con su pareja que pena pero esto las operadora todavia no lo sabemos. Por lo solo pido en nombre propio y en el todas mis compañeras respecto a un trabajo y educacion que por desgracia en mi queria España falta mucha de educacion y si no quieren ser molestados hay una lineas donde se les puede sacar de las bases de datos atentamente Maria Dolors

mangel dijo...

Lo siento, pero el enfado con el que llama es nuestro único recurso cuando somos molestados. Quien recibe la llamada se siente imponente, no hay nada que podamos hacer para evitarlo.

Y las listas Robinson, a las que hacéis referencia, NO FUNCIONAN.

Primero, porque normalmente las companías en la práctica pasan de utilizarlas y segundo porque se han dado casos en que incluso han hecho que te incluyeran en otra lista de marketing. Si no me creéis, mirad los links:

http://www.enriquedans.com/2009/07/lista-robinson-%C2%BFfuncionara.html

http://www.samuelparra.com/2009/09/15/lista-robinson-espanola-comprar-por-150-euros/

Un saludo y gracias por pasar por aquí.

Anónimo dijo...

Resumiento, Marta... TE JODES.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola! Soy Ximena y yo también trabajo en un call center. Definitivamente no es un trabajo fácil, pues además de persuadir a que compren el producto que ofreces, tienes q tratar con diferentes personalidades y estados anímicos. No creas q nos gusta molestar a la gente, todo lo contrario, a mí misma me incomoda hacerlo, pero es mi trabajo. Cuando encuentro a una persona q simplemente no está interesada en el producto pues soy muy breve y le agradezco por haber contestado la llamada. Cuando te llame algú "odioso de telemarketing" sólo di GRACIAS PERO NO ME INTERESA! Eso es todo. No hay la necesidad de ser grosero. Gracias!!!