>

lunes, octubre 22, 2007

Aragón, zona catastrófica industrial

Se ha pedido al Gobierno la declaración de zona catastrófica industrial para Aragón, debido a los acontecimientos de los últimos meses en el sector industrial aragonés.

Si hace un par de meses, eran 400 las víctimas del cierre de la empresa Mildred en Huesca, y 42 las afectadas por el cierre de Huxmann Koxka también en dicha capital, ahora le toca el turno a Siemens Elasa en Zaragoza, con otras 310 víctimas. En el alero está también Ercross, en Monzón.

El germen de este problema nace a finales de los 90, cuando los empresarios aragoneses de éxito deciden conseguir una jubilación dorada, bien ganada por su trabajo de toda la vida, vendiendo sus empresas a multinacionales. Así las empresas, hasta entonces mimadas y gestionadas de cerca por sus dueños, pasan a ser un peón más de una empresa multinacional, capaz de sacrificarlas sin dudarlo al menor descenso en su productividad, y sin interés especial por mantenerse en Aragón.

Sin el dueño aquí, y sin ventaja competitiva de futuro al no apoyarse en un I+D fuerte, las empresas industriales aragonesas tienen, todas ellas, los días contados.

Es más grave incluso el caso de Siemens Elasa, donde tras 35 años se había creado un centro de I+D capaz de desarrollar cualquier producto de alta tecnología al mismo nivel que cualquier otra empresa europea, como ya había demostrado con creces en los últimos años. Más de cien ingenieros y titulados superiores forman parte de la plantilla de la empresa, expertos tanto en I+D como en industrialización y control de calidad, a los que arropan un buen número de técnicos de lujo; un equipo que se dispersará ahora y pasará en su mayoría a huir de Aragón o a dedicarse a tareas diferentes, de menor calibre.

Siendo uno de ellos, me siento triste, y enfadado, porque las instituciones y el tejido industrial aragonés permitan que esto suceda. Como ingeniero electrónico, todavía no me resigno a no poder encontrar trabajo en mi tierra, y no poder mantener aquí todo lo que yo y mis compañeros hemos aprendido. Mi rabia viene de ver que podríamos hacer mucho por la industria aragonesa, por lograr que sobreviva un tiempo más al cáncer que le afecta, por darle al menos unos años más de vida, porque no seamos capaces de legar a nuestros hijos un futuro en Aragón más allá del turismo y la construcción.

Por favor, mostrad vuestro apoyo enlazando el blog elaborado por trabajadores de Elasa, donde podréis informaros de los últimos acontecimientos y compartir con nosotros vuestra opinión:

SOS Siemens Elasa

2 ideas:

Anónimo dijo...

Hola estoy creando un periódico digital y me gustaría que colaborases conmigo.
Agrégame a Messenger y hablamos.
Un saludo. Jose Guillermo. Lonuestro27@hotmail.com

alejandra64 dijo...

LA CANDOROSA dice:

Las "Multinacionales" son el mal de la actualidad para todos los países del mundo... ¿qué paradoja la multinacionalidad de las empresas, verdad?...

Saludos.